ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

El efecto del Espiritualismo





El efecto del Espiritualismo

Mi luz, al esparcirse en todo el Universo, ha dado origen a que se busque mi
verdad en cada doctrina, ésa es la razón de la actitud de los hombres en sus distintas
creencias.
Es el cumplimiento de lo que había sido profetizado. ¿Quién es aquél que lleva la
verdad? ¿Quién es aquél que con piel de oveja encierra dentro al lobo hambriento?
¿Quién es aquél que con limpio ropaje asegura absoluta pureza dentro de sí?
El Espiritualismo debéis practicarlo para encontrar mi verdad, porque la
humanidad se ha dividido en tantas creencias e ideas, como evolución ha tenido el
cerebro del hombre.
Así se han venido formando sectas y religiones, y será para vosotros muy difícil
juzgar acerca de la verdad que hay en cada una de ellas.
Mi Doctrina ilumina los pensamientos e ideas del hombre y poco a poco irá cada
uno comprendiendo las bases para perfeccionar sus obras, encauzándolas por un
sendero más perfecto y elevado.
Llegará el momento en que cada secta y religión se escudriñe así misma para
buscar lo que pertenece a mi Obra, mas para encontrar ese tesoro será menester que
eleven su espíritu y que escuchen la voz de la conciencia.
Muchas religiones existen en esta Tierra, pero ninguna de ellas unirá a los
hombres ni hará que se amen los unos a los otros. Será mi Doctrina espiritual la que
realice esta obra. En vano será que el mundo se oponga al avance de esta luz.
Cuando la persecución de mis discípulos sea más intensa, los elementos se
desencadenarán, pero se apaciguarán por la oración de estos labriegos, para que la
humanidad contemple una prueba de la potestad que les he dado.
El mundo se estremecerá cuando mi palabra se haga oír en las naciones, porque el
espíritu de la humanidad, que se encuentra preparado para esta revelación, vibrará de
gozo y a la vez de temor; entonces, el que quiera conocer la verdad, que se liberte de
la esclavitud de sus ideas materiales y se recree ante los horizontes luminosos que se
presentan a su vista. Mas, quien persista en su ofuscación y en luchar contra esta luz,
queda en libertad de hacerlo.
La conversión a la espiritualidad, traerá amistad y fraternidad entre las naciones,
mas es preciso que os preparéis, porque la contienda será grande. Si los hombres se
levantan en guerras, no es porque ésta sea mi voluntad, sino porque ellos no han
comprendido la Ley de Dios.
El tiempo del Juicio Universal ha llegado, y todas las obras y todas las religiones
serán juzgadas por Mí, del espíritu del hombre se levantará un clamor, pues quedará
al descubierto todo lo que es falso, la verdad brillará tan sólo; el despertar será en la
humanidad y entonces me dirán los hombres: "Padre, dadnos vuestro apoyo, dadnos
una luz verdadera que nos guíe". Y esa luz y ese apoyo, será la Doctrina del Espíritu
Santo; será la enseñanza que os he dado y que pertenece también a aquéllos y a todos,
porque soy Padre de uno y de todos.

Anterior, Inicio, Siguiente