ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

El libro del amor, la verdad y sabiduría de Dios




El libro del amor, la verdad y sabiduría de Dios

El libro de mi palabra es el libro del divino y verdadero amor, en él encontraréis la
verdad inmutable. Acudid a él y encontraréis la sabiduría que os ayude a evolucionar
y alcanzar la paz en la eternidad. No faltará quien altere o modifique su esencia, e
infringirá gravemente mi Ley quien quitare o agregare una sola palabra que sea
desacorde con mi Doctrina perfecta.
Conservad esta palabra con su original pureza, porque ella es la más bella heredad
que dejaré al hombre. Escribid mi enseñanza y hacedla conocer a vuestros hermanos,
conservadla fielmente porque vosotros sois responsables de esa heredad.
Mañana el hombre encontrará en ella la esencia de mi revelación, la cual los
conducirá con la luz de sus enseñanzas, por el camino de la verdad.
De padres a hijos serán legadas estas escrituras, como un manantial de agua viva,
cuya corriente brotará inagotable e irá de corazón a corazón. Estudiad en el gran Libro
de la Vida, el libro de la espiritualidad, el que os explicará las revelaciones divinas
que habéis recibido a través de los tiempos.
¿No os prometí que todo conocimiento sería restituido a su primitiva verdad? Pues
éste es el tiempo que os fuera anunciado.
En verdad os digo, que quien medite y analice las enseñanzas de mi Libro, con el
verdadero anhelo de elevar sus conocimientos, adquirirá la luz para su espíritu y me
sentirá más cerca de él.
Los mitos de ayer y los de hoy caerán, todo lo mediocre y falso se derrumbará,
porque llegará el instante en que ya no podáis alimentaros más con las imperfecciones
y entonces se levantará el espíritu en busca de la verdad, para que ésta le sirva de
único sustento.
En estas enseñanzas encontrará la humanidad la esencia de mis revelaciones, que
hasta hoy no ha comprendido por su falta de espiritualidad. Desde los tiempos
antiguos os la he confiado a través de mis enviados, de mis emisarios, de mis
intérpretes, y sólo os ha servido para que forméis con ella, mitos y tradiciones.
Meditad y estudiad esta lección con respeto y amor si queréis evitaros siglos de
confusión y de amargura; pero recordad que no cumpliréis vuestra misión, si
solamente os conformáis con poseer el libro; no, él debe despertaros y enseñaros si
verdaderamente anheláis ser mis discípulos. Doctrinad con el ejemplo, con el amor y
con la caridad que os he enseñado.
El libro de mi enseñanza está formado con las lecciones que en este tiempo os he
dictado a través del entendimiento humano; con este Libro que llegará a reconocer la
humanidad como el Tercer Testamento, defenderéis mi causa divina.
La humanidad sólo reconoce la Ley del Primer Tiempo y lo que escrito está en el
Primero y Segundo Testamentos, mas vendrá el Tercero a unificar y corregir lo que
los hombres han alterado por falta de preparación y comprensión. La humanidad
habrá de estudiar mi mensaje para que penetrando en el fondo de cada palabra
encuentre un solo ideal, una sola verdad, una misma luz que la guiará hacia la
espiritualidad.
Vengo a revelaros lo que el hombre de ciencia no puede enseñaros, porque no se
conoce; él ha dormido en su grandeza terrenal y no se ha elevado a Mí en busca de mi
sabiduría.
Se han cerrado los corazones de los pastores que en diferentes sectas y religiones
debieron enseñar la ciencia espiritual que es grandeza y riqueza para el espíritu.
He mirado que la Ley y Doctrinas que legué a la humanidad en tiempos pasados,
se encuentran ocultas y han sido sustituidas por ritos, cultos exteriores y tradiciones.
Mas vosotros, que reconocéis íntimamente que la esencia de esta palabra es la
misma que recibió Israel en el Monte Sinaí y la que escucharon las multitudes en
labios de Jesús en el Segundo Tiempo, seréis los que, con vuestro culto y vuestras
obras, enseñéis que la Ley divina no debe olvidarse por cumplir con necias
tradiciones que no benefician al espíritu.
Os he recordado los nombres de mis enviados, a través de los cuales recibisteis
mensajes, mandatos, profecías y lecciones.
Así, en una sola lección he reunido el contenido de todas las lecciones.
El Espiritualismo es la herencia en la cual se unen los Tres Testamentos en un
solo libro espiritual.
Esta Doctrina que por revelar lo espiritual se llama espiritualista, es el camino
trazado al hombre, por el cual llegará a conocer, servir y amar a su Creador. Es el
libro que enseña a los hombres a amar al Padre en sus propios semejantes. El
Espiritualismo es una ley que dicta lo bueno, lo puro, lo perfecto.
El deber de acatar esta ley, es de todos, sin embargo, no obliga a nadie a
cumplirla, porque cada espíritu goza de libertad en su voluntad, para que su lucha y
todos sus actos, al juzgarse, puedan ser tomados en cuenta como méritos propios.
Ved entonces que esta Doctrina es la llama del amor divino que ha iluminado y
dado calor desde el primero hasta el último de mis hijos.

Anterior, Inicio, Siguiente