ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

La forma de las manifestaciones





La forma de las manifestaciones

La lección del Maestro comienza siempre en la misma forma, porque encierra el
mismo amor. Principia en amor y termina en caridad, dos palabras dentro de las
cuales se encierra toda mi enseñanza. Esos sentimientos elevados son los que dan
fuerza al espíritu para alcanzar las regiones de la luz y la verdad.
Podéis decir que la forma exterior del lenguaje con que hablé en el Segundo
Tiempo y la que ahora uso son diferentes, y en parte tendréis razón; porque Jesús os
habló en aquel tiempo dentro de los términos y de las costumbres de los pueblos en
que vivió, como hoy lo hago, según la mentalidad de los que escuchan mi palabra;
pero la esencia que viene de esa palabra dada en uno y en otro tiempo, es la misma, es
una, es inalterable. No obstante, esto ha pasado inadvertido para muchos que tienen el
corazón endurecido y cerrada la mente.
¡Oh incrédulos! Venid a escucharme con frecuencia, mi palabra vencerá vuestra
duda. Si os parece que la forma de mi palabra no es la misma que tuve en aquel
tiempo. Yo os digo que no os detengáis ante la forma, ante lo exterior, sino que
busquéis el sentido, que es el mismo.
La esencia, el sentido, son uno siempre, porque lo divino es eterno e inmutable;
pero la forma dentro de la cual os llega la revelación o a través de la cual os doy a
conocer una parte más de la verdad, esa se presenta siempre de acuerdo con la
capacidad o evolución que hayáis alcanzado.

Anterior, Inicio, Siguiente