ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

Señales precursoras cumplidas





Señales precursoras cumplidas

Pocos son los hombres que conocen las señales de que una nueva era ha
comenzado y de que Me estoy manifestando espiritualmente a la humanidad. En su
mayoría consagran su vida y esfuerzos al progreso material y en esa lucha sorda y a
veces sangrienta por alcanzar su objetivo, caminan como ciegos, pierden el derrotero,
no saben qué es lo que persiguen, no han logrado ver la claridad de la nueva aurora,
no perciben las señales y están muy lejos de haber alcanzado el conocimiento de mis
revelaciones.
Esta humanidad ha creído más en las doctrinas y las palabras de los hombres, que
en las revelaciones que a través de los tiempos le he concedido. ¿Por ventura esperáis
que el Padre en su justicia os envíe mayores señales de las que a cada paso
contempláis, para sentir y creer que éste es el tiempo predicho para mi manifestación
como Espíritu de Verdad? ¡Ah hombres de poca fe! Ahora comprenderéis discípulos,
por qué a veces os digo que mi voz clama en el desierto, porque no hay quien la
escuche y atienda en verdad.
Para que todos los hombres de la Tierra puedan dar fe de la verdad de este
mensaje, Yo he hecho que aquellas señales profetizadas en los tiempos antiguos,
profecías que hablaban de mi nueva venida, fuesen sentidas en todo el orbe.
Así, cuando esta buena nueva llegue a las naciones, los hombres escudriñarán e
investigarán cuanto se haya hablado en estos tiempos y sorprendidos y gozosos
encontrarán que todo lo que fue anunciado y prometido para mi nueva venida, se ha
cumplido fielmente, como corresponde a quien sólo tiene una voluntad, una palabra y
una ley.
A mis apóstoles en el "Segundo Tiempo"* les anuncié mi nueva manifestación y
cuando ellos me preguntaron qué señales anunciarían ese tiempo, Yo se las anuncié
una a una, así como las pruebas que les daría.
Las señales han aparecido hasta la última: ellas anunciaron que éste es el tiempo
profetizado por Jesús y Yo os pregunto: Si esta manifestación que os estoy dando no
fuera verdad, ¿Por qué Cristo no se ha presentado, a pesar de las señales? ¿O creéis
que también el tentador tiene potestad sobre toda la creación y sobre los elementos
para engañaros?
Yo os previne mucho tiempo para que no cayerais bajo la seducción de falsos
profetas, de falsos cristos y falsos redentores; mas hoy os digo que el espíritu
encarnado se encuentra tan despierto por su evolución, por su luz y experiencia, que
no es fácil darle tinieblas por luz, por mucho artificio que ella tenga.
Por eso, os he dicho: Antes de entregaros con fe ciega en este camino, escudriñad
cuanto queráis.
Ved que esta palabra ha sido dada para todos y que nunca me he reservado parte de
ella sólo para determinados seres. Ved que en esta Obra no hay libros en los cuales
pretenda ocultaros alguna enseñanza.
Mas también os dije en aquel Segundo Tiempo por labios de Juan, mi apóstol: "Si
alguno oyera mi voz y abriese la puerta, entraré en él, cenaré con él y él Conmigo".
También os enseñé la parábola de las vírgenes para que la tuvieseis presente en este
tiempo.
Si las señales y las pruebas se han cumplido y no he aparecido en la sinagoga, ni
surgido en iglesia alguna, ¿No presiente el mundo que en algún sitio he de estar
manifestándome, puesto que no puedo faltar a mi palabra?

Anterior, Inicio, Siguiente