ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

Hospitalidad




Hospitalidad

No admitas a cualquiera en tu casa,
que son muchas las asechanzas de la intriga.
Como perdiz de reclamo en la jaula es el corazón del orgulloso,
como un espía vigila tu caída,
Porque él acecha para cambiar el bien en mal,
y en las cosas dignas de alabanza ha de encontrar censura.
Una chispa enciende las brasas,
las trampas del criminal hacen correr la sangre.
Guárdate del malvado que maquina el mal,
no sea que te acarree deshonra eterna.
Admite en tu casa a un extraño,
y te la revolverá
y te pondrá a mal con los tuyos.

Inicio