ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

La suerte está en manos de Dios




La suerte está en manos de Dios

Hijo no emprendas muchos negocios,
que, sí los multiplicas, sufrirás las consecuencias.
Aunque los persigas, no los alcanzarás;
y aunque huyas, no podrás escapar de ellos,
Hay quien trabaja, sin fatiga y corre,
y con todo queda más atrás.
Hay quien es débil y necesita ayuda,
falto de fuerza y sobrado de pobreza;
pero el Señor lo mira con bondad,
lo alza de su miseria
y levanta su cabera
para admiración de todos
Bienes y males, vida y muerte,
pobreza y riqueza vienen del Señor.
Los dones del Señor acompañan a los piadosos
y su benevolencia asegura su prosperidad para siempre,
Hay quien se enriquece a fuerza de afán y de avaricia,
y ésta es su recompensa,
Cuando dice: Hallé descanso, ahora comeré de mis bienes»,
No sabe cuanto va a durar esto
Pues tiene que dejar a otros sus riquezas y morie
Cumple con tu trabajo,
conságrate a él
y hazte viejo en su desempeño.
No admires las obras del pecador
Confía en el Señor y permanece en tú oficio
Porque es fácil cosa a Dios
Hacer rico al pobre en un instante
La bendición del Señor es la recompensa del piadoso
En un momento hace florecer su bendición
No digas: «¿Qué necesito y qué falta tengo ya de nada;»
«No digas: «Estoy satisfecho:
¿Qué mal podrá venir sobre mí?
en día de los bienes se olvidan los males
v en el día de los males no se recuerdan los bienes
pero es fácil al Señor en el día de la muerte
dar a cada uno lo suyo.
La aflicción de una hora hace olvidar el placer,
el fin del hombre manifiesta sus obras.
Antes de la muerte no alabes a nadie,
porque el hombre será reconocido por su fin.

Inicio