ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

Del proceder con los necios




Del proceder con los necios

El perezoso se parece a una piedra enlodada,
todos le silban por su suciedad.
El perezoso se parece a una bola de estiércol:
el que la coge se sacude la mano.
Vergüenza del padre es haber engendrado un hijo indisciplinado;
una hija así es un perjuicio mayor.
Una hija sensata encuentra marido,
la hija desvergonzada entristece a su padre.
La atrevida abochorna a su padre y a su madre,
y será despreciada por los dos.
Una advertencia inoportuna es como música en día dé luto,
mas los azotes y la corrección en todo tiempo son oportunos:
El que enseña a un necio es cómo el qué pega un tiesto roto,
como quien despierta a uno que duerme profundamente,
EI que predica a un torito es como el que habla al que dormita.
Al fin dirá: «¿De qué hablas?»
Llora al muerto porque perdió la luz,
y llora al necio porque perdió su inteligencia.
Llora menos por un muerto,
porque ya descansó.
Pero la vida del necio es peor que la muerte.
El duelo por un muerto dura siete días,
pero el del necio y el malvado todos los día
No hables demasiado con el necio
ni vayas con el insensato;
guárdate de él para no tener disgustos
y no mancharte con su contacto.
Apártate de él y vivirás tranquilo,
y no tendrás que sufrir por su necedad.
¿Qué hay más pesado que el plomo?
Y ¿cómo llamarle, sino necio?
La arena la sal, el hierro
son cargas más ligeras que el hombre insensato.
El maderamen bien ajustado de una edificación
no es desencajado por un terremoto;
así el corazón resuelto tras madura reflexión
no vacila en ningún momento.
EI corazón apoyado sobre sabio pensamiento
es como revoque de arena sobre muro pulido.
Empalizada en lugar alto no resiste al viento;
así el corazón medroso por sus pensamientos necios
no puede resistir el temor.

Inicio