ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

La libertad en el pecado




La libertad en el pecado

No digas: «Fue Dios quien me empujó al delito»,
porque no has de hacer lo que él odia,
No digas: «Él me hizo errar»,
porque no tiene necesidad de un hombre pecador.
El Señor odia toda abominación,
y los que le temen no la aman.
Él hizo al hombre al principio,
y lo dejó en manos de su propio albedrío.
Si tú quieres, puedes guardar los mandamientos;
Permanecer fiel está en tu mano.
Él ha puesto ante ti el fuego y el agua;
extiende tu mano a lo que quieras.
Ante el hombre está la vida y la muerte;
a cada uno se le dará lo que él quiera.
Porque es grande la sabiduría del Señor;
Él es fuerte, poderoso y todo lo ve.
Sus ojos miran a los que le temen,
conoce todas las obras del hombre.
A ninguno ha ordenado que sea malo,
ni ha dado permiso a nadie para pecar.

Inicio