ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

La misericordia




La misericordia

Quien presta al prójimo hace obra de misericordia,
y quien le sostiene con su mano guarda los mandamientos,
Presta al prójimo en su necesidad,
y devuelve a tiempo lo prestado.
Mantén tu palabra, sé fiel con él,
y en todas tus necesidades hallarás lo que precisas.
Para muchos el préstamo es una ganga,
y ponen en aprieto a quien les ayudó.
Antes de recibir besan la mano del prójimo,
elogian humildes su riqueza;
pero a la hora de la devolución dan largas,
responden con palabras de excusa y echan la culpa al tiempo.
Cuando pagan, el prestamista apenas recibirá la mitad,
y podrá estimarlo una suerte,
Y si no puede pagar, le dejará sin su dinero
y se habrá granjeado de balde un enemigo,
que le devolverá maldiciones e insultos,
y en vez de honra, ultrajes.
Por esto muchos se niegan a prestar,
pues temen ser robados de balde.
Sin embargo, sé generoso con el humilde
y no le hagas esperar tu limosna.
Por obedecer al precepto acoge al pobre,
en su indigencia no le despidas con las manos vacías.
Consiente en perder dinero por un hermano y un amigo,
no lo dejes enmohecerse debajo de una piedra.
Dispón de tu tesoro según los preceptos del altísimo,
y te aprovechará más que el oro.
Encierra la limosna en tus graneros,
y ésta te librará de toda desgracia.
Más que fuerte escudo
y poderosa lanza luchará por ti frente al enemigo.

Inicio