ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

El culto grato a Dios




El culto grato a Dios

El que hace una ofrenda de lo adquirido con injusticias
hace una ofrenda defectuosa.
Las ofrendas de los que practican la injusticia
no son aceptables.
El altísimo no se complace en las ofrendas de los que practican la injusticia
ni por la multitud de los sacrificios perdona los pecados.
Como el que inmola a un hijo ante los ojos de su padre
así es el que ofrece sacrificios de los bienes dé los pobres.
Pan escaso es la vida de los pobres;
privarles de ello es como asesinar.
Mata al prójimo quien le quita el sustento,
y derrama sangre quien priva de su salario al jornalero,
Uno construye y otro derriba»
¿qué les queda sino su fatiga?
Uno reza, otro maldice,
¿a quién de los dos escuchará el Señor?
Al que se limpia del contacto de un muerto
y de nuevo le toca,
¿de qué le sirve el haberse lavado?
Así el hombre que ayuna por sus pecados
y luego los vuelve a cometer;
¿quién escuchará su plegaria
y qué provecho sacará dé sus penitencias?
El que guarda la ley multiplica las ofrendas
el que observa los mandamientos, ofrece sacrificios de reconciliación
Ser agradecidos a Dios es ofrecer flor de harina
y quien hace limosna ofrece sacrificio de acción de gracias.
Apartarse del mal es cosa agradable al Señor;
alejarse de la injusticia y sacrificio expiatorio;
No te presentes con las manos vacías ante el Señor,
pues todas las cosas se deben hacer cumpliendo los mandamientos
La ofrenda del justo da lustre al altar,
y su suave olor se eleva hasta el altísimo.
EI sacrificio del justo es aceptable,
su recuerdo no será olvidado:
Honra al Señor con ofrenda generosa,
y no seas mezquino al presentar tus primicias,
Cuando ofrezcas algo, hazlo con cara alegre
y da los diezmos con alegría,
Da al altísimo como él te dio,
con ánimo generoso según tus posibilidades.
Porque el Señor lo paga todo
y te devolverá siete veces más.

Inicio