ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

Sobre los oficios manuales




Sobre los oficios manuales

La sabiduría del sabio crece en las horas libres,
y el que no tiene ocupaciones llegará a sabio.
¿Cómo va a llegar a sabio el que sostiene el arado
y se gloría de blandir la aguijada,
el que conduce los bueyes, se ocupa en estos trabajos
y sólo habla de novillos?
Su empeño lo pone en trazar surcos,
y su desvelo en engordar becerros.
E igual el obrero o artesano que trabaja día y noche;
el que graba los sellos y se esfuerza en vanos diseños
que pone su atención en reproducir el modelo
y pasa sus vigilias en rematar su obra
E igual el herrero sentado junto al yunque
que examina el hierro bruto;
el ardor del fuego enrojece su carne,
y en el calor de la fragua se revuelve.
El ruido del martillo ensordece sus oídos,
y sus ojos están fijos en el modelo.
Pone toda su atención en acabar bien su obra
y su desvelo en adornarla perfectamente
Lo mismo el alfarero sentado a su faena;
con sus pies hace girar la rueda,
preocupado sin cesar de su obra
y de finalizar la tarea fijada.
Con sus manos modela la arcilla
y con sus pies la ablanda;
pone toda su atención en perfilar el barnizado
y se desvela para limpiar el horno.
Todos estos confían en sus manos,
y cada uno es maestro en su oficio.
Sin ellos es imposible edificar una ciudad,
ni vivir o andar por ella,
Pero no se les busca para consejeros del pueblo,
ni en la asamblea destacan,
ni se sientan en la silla del juez,
porque no entienden de justicia y derecho.
No manifiestan cultura ni sabiduría,
ni entienden de proverbios.
Pero ellos aseguran el funcionamiento del mundo
ocupados en el trabajo de su oficio.

Inicio