ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

Bienaventurados los que sin ver creen.




Bienaventurados los que sin ver creen.

Una vez estaban los apóstoles después de a ver resucitado Jesús, y María Magdalena lo había visto.
Le dijo Jesús: ve a mis hermanos y diles que me has visto.
Cuando llegó a donde estaban todos los apóstoles les dijo: yo lo he visto, ha resucitado.
Todos dijeron: cómo va a ser posible, eso no es posible.
María Magdalena continúo diciendo: le he visto, era Él, el Maestro.
Todos dijeron: pero como va a ser eso, si nosotros le hemos visto morir en la cruz.
Uno de ellos Pedro, dijo: si, ha resucitado.
Otro de ellos le dijo: pero Pedro todos lo neguemos, tú le negaste tres veces, como puedes creer que ha resucitado.
Y Pedro dijo: si, le negué tres veces porque fui un cobarde y ha resucitado porque él dijo que resucitaría, nos lo dijo a todos.
Uno de ellos llamado Tomás dijo: pues yo no lo creo. No creeré mientras no meta el dedo en su llaga y la mano en su costado.
Cuando acabó de decir eso se apareció Jesús a los apóstoles y les dijo: mi paz esté con vosotros.
Todos se volvieron y les dio mucha alegría al ver a su maestro resucitado.
Jesús le dijo a Tomás: Tomás ven, - enseñándole sus manos - Tomás mete el dedo en mi llaga.
Después le enseño su costado y le dijo: Tomás, mete tu mano en la llaga de mi costado.
Tomás cayó de rodillas y dijo: perdóname maestro, soy un miserable, un incrédulo.
Jesús le dio un coscorrón y le dijo: Tomás, porque has visto has creído. Bienaventurados los que sin ver creen, porque de ellos será el reino de los cielos.

Inicio Siguiente