ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

Novena al Ángel Custodio, 2º Dia.





Por la señal de la santa Cruz...

de nuestros enemigos líbranos señor dios nuestro: En el nombre del padre del hijo y del espíritu santo. Amen.

Señor mío Jesucristo...

El Ángel Custodio

Dios y hombre verdadero creador padre y redentor mío: por ser vos quien sois y por que os amo sobre todas las cosas , me pesa pésame Señor de todo corazón de haberos ofendido y propongo firmemente intentar no pecar y apartarme de toda ocasión de ofenderos confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta: ofrezco mi vida obras y trabajos en satisfacción de todos mis pecados y confió en vuestra bondad y misericordia infinita me los perdonareis por los meritos de vuestra preciosísima sangre, pasión, y muerte, y me daréis gracia para enmendarme y perseverar en vuestro santo servicio asta el fin de mi vida. Amen.
Señor ábreme los labios, y mi boca proclamara tu alabanza.
OH, Señor, ven en mi ayuda y apresúrate a socorrerme.
Gloria al padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amen.

Avemaría.

Dios te salve, María llena eres de gracia, el señor es contigo, vendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María madre de Dios ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen.

Padre nuestro

Que estás en los cielos, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, haga se tu voluntad así en la tierra como en el cielo.
El pan nuestro de cada día dánosle hoy, perdona nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores, y no nos dejes caer en la tentación mas líbranos del mal. Amen.

Oración inicial para todos los Días.

A Vos, santo Ángel de mi Guarda, acudo hoy en busca de especial favor. Habiéndote puesto Dios por custodio y protector mío, nadie como Vos conoce la miseria y las necesidades de mi alma y los afectos de mi corazón. Vos sabéis el deseo que tengo de salvarme, de amar a Dios y de santificarme; también sabéis mi inconstancia y lo mucho que he ofendido a Dios con mis faltas y pecados. Vos, que sois para mí el guía más seguro, el amigo más fiel, el maestro más sabio, el defensor más poderoso y el corazón más grande y compasivo, alcanzadme de Dios la gracia suprema de amarle y servirle fielmente en esta vida y poseerle eternamente en la otra.
Y ahora os ofrezco humildemente los pequeños obsequios de esta Novena, para que también me alcancéis las gracias especiales que en ella os pido, si no son contrarias a la gloria de Dios y al bien de mi alma. Así sea.

Oración Día segundo

¡Oh Príncipe celestial!, dignaos obtenerme el perdón de todas las ofensas que he hecho a Dios y a Vos, despreciando vuestras amenazas y vuestros consejos.
Os pido que, por intercesión de María, me alcancéis de Dios un verdadero dolor de los pecados, que me obtenga el perdón de todas las faltas y caídas de la vida pasada.

Oración final paratodos los días

Oración a la Santísima Trinidad.
Para obtener de Dios las gracias que esperamos, ¡oh buen Ángel de la Guarda!, en unión vuestra y de todos los otros Ángeles del cielo, y por mediación de la Virgen María, Madre de Dios y Madre nuestra, saludo ahora a la Trinidad Santísima con el Trisagio angélico, diciendo de todo corazón:

Santo. Santo, Santo, Señor Dios de los ejércitos, llenos están los cielos y la tierra de vuestra gloria. Gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo.

Rezar al Padre Eterno:

Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, haga se tu voluntad así en la tierra como en el cielo.
El pan nuestro de cada día dánosle hoy, perdona nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores, y no nos dejes caer en la tentación mas líbranos del mal. Amen.

Avemaría.

Dios te salve, María llena eres de gracia, el señor es contigo, vendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María madre de Dios ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen.

Gloria

Al Padre al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amen.
María madre de gracia, madre de amor y misericordia.
Defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen.

Santo, Santo, Santo, Señor Dios de los ejércitos, llenos están los cielos y la tierra de vuestra gloria. Gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo.

Rezar al Hijo Unigénito:

Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, haga se tu voluntad así en la tierra como en el cielo.
El pan nuestro de cada día dánosle hoy, perdona nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores, y no nos dejes caer en la tentación mas líbranos del mal. Amen.

Avemaría.

Dios te salve, María llena eres de gracia, el señor es contigo, vendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María madre de Dios ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen.

Gloria

Al Padre al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amen.
María madre de gracia, madre de amor y misericordia.
Defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen.

Santo, Santo, Santo, Señor Dios de los ejércitos, llenos están los cielos y la tierra de vuestra gloria. Gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo.

Rezar al Espíritu Santo:

Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, haga se tu voluntad así en la tierra como en el cielo.
El pan nuestro de cada día dánosle hoy, perdona nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores, y no nos dejes caer en la tentación mas líbranos del mal. Amen.

Avemaría.

Dios te salve, María llena eres de gracia, el señor es contigo, vendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María madre de Dios ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen.

Gloria

Al Padre al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amen.
María madre de gracia, madre de amor y misericordia.
Defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen.

Santo, Santo, Santo, Señor Dios de los ejércitos, llenos están los cielos y la tierra de vuestra gloria. Gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo.



Oración de la Novena para cada día. Genero: Oraciones gratas a Dios.
__________________________________________________________________



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

__________________________________________________________________


Padre Nuestro Rosario a María Rosario de las Llagas Via Crucis



Oraciones gratas a Dios

__________________________________________________________________


Oraciones

El Via Crucis

El Padre Nuestro

El Rosario de María

Rosario de las Llagas

Oración a Custodio

Novena a las Ánimas

Rosario a la Misericordia

Oraciones de Protección

Novena al Ángel Custodio

__________________________________________________________________