ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

DÍA NOVENO





Novena a las almas del Purgatorio. DÍA NOVENO.


Nos persinamos.

Por la Señal de la Santa Cruz de nuestros enemigos, líbranos Señor, Dios Nuestro.
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amen

Acto de Constricción.

Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser Vos quien sois, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa, pésame Señor de todo corazón de haberos ofendido, y propongo firmemente nunca más pecar y apartarme de todas las ocasiones de ofenderos, confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta. Por los siglos de los siglos, Amén.

Oración Día Noveno.

Señor mío Jesucristo, cuyos méritos son infinitos y cuya bondad es inmensa: mira propicio a tus hijos que gimen en el purgatorio anhelando la hora de ver tu faz, de recibir tu abrazo, de descansar a tu lado y; mirándolos, compadécete de sus penas y perdona lo que les falta para pagar por sus culpas. Nosotros te ofrecemos nuestras obras y sufragios, los de tus Santos y Santas; los de tu Madre y tus méritos; haz que pronto salgan de su cárcel y reciban de tus manos su libertad y la gloria eterna.

ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS

Oh María, Madre de misericordia: acuérdate de los hijos que tienes en el purgatorio y, presentando nuestros sufragios y tus méritos a tu Hijo, intercede para que les perdone sus deudas y los saque de aquellas tinieblas a la admirable luz de su gloria, donde gocen de tu vista dulcísima y de la de tu Hijo bendito.

Oh glorioso Patriarca San José, intercede juntamente con tu Esposa ante tu Hijo por las almas del purgatorio.


No te acuerdes, Señor, de mis pecados. Cuando vengas a purificar al mundo en fuego.
Dirige, Señor Dios mío, a tu presencia mis pasos. Cuando vengas a purificar al mundo en fuego.
Dales, Señor, el descanso eterno y luzca para ellos la luz eterna. Cuando vengas a purificar al mundo en fuego.

Padre Nuestro.

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén.

De la puerta del infierno; Saca, Señor, sus almas.
Descansen en paz; Amén.
Señor, oye mi oración; Y llegue a ti mi clamor.

Oremos.

Oh Dios mío, de quien es propio compadecerse y perdonar: te rogamos suplicantes por las almas de tus siervos que has mandado emigrar de este mundo, para que no las dejes en el purgatorio, sino que mandes que tus santos ángeles las tomen y las lleven a la patria del paraíso, para que, pues esperaron y creyeron en ti, no padezcan las penas del purgatorio, sino que posean los gozos eternos. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

Dales, Señor, el descanso eterno; Y luzca para ellos la luz perpetua.
Descansen en paz; Amén.


Oración de la Novena para cada día. Genero: Oraciones gratas a Dios.
__________________________________________________________________



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

__________________________________________________________________


Padre Nuestro Rosario a Marķa Rosario de las Llagas Via Crucis



Oraciones gratas a Dios

__________________________________________________________________


Oraciones

El Via Crucis

El Padre Nuestro

El Rosario de María

Rosario de las Llagas

Oración a Custodio

Novena a las Ánimas

Rosario a la Misericordia

Oraciones de Protección

Novena al Ángel Custodio

__________________________________________________________________