ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

Caín y Abel.




Caín y Abel.

Adán y Eva tuvieron a Caín y a Abel. Caín era campesino y Abel era pastor. Abel, de cada res que tenía demás, la mejor se la entregaba a Dios, de cada cosecha, lo mejor que tenía se lo entregaba a Dios, se lo ofrecía a Dios. Una parte. O sea, de lo que recibía, la mejor parte se la entregaba a Dios. Pero Caín, no, Caín lo quería todo para Él, por eso sus cosechas se mal lograban. Y entonces por envidia, un día Caín mató a Abel con la quijada de una vaca.
De lo mejor que tenéis. ¿Qué parte vosotros entregáis a Dios...? Hay que entregarle el sacrificio a los demás.
Entonces Dios le dijo; Caín, ¿dónde está tu hermano? Y Caín le respondió; ¿acaso yo soy el guardián de mi hermano? Y Dios le preguntó otra vez; Caín, la tierra está llena de sangre de tu hermano clamando justicia.
Cuando Caín mató a Abel se quedó señalado para siempre, todos los hijos que tenía estaban señalados. Esos hijos son los que nacen retrasados. Esos son los hijos de Caín. Los críos están bien y todo bien, lo único que están retrasados. Para mayor sufrimiento de los padres. Cuanto más odien a Dios por lo que les ha mandado, peor será. Cómo romper esa cadena… Apegándose a Dios.
Si Caín y Abel eran los únicos que había, y solamente quedaba Caín, ¿cómo pudo tener Caín los hijos...? Caín se acostó con Eva y tuvo los hijos, y los hijos de los hijos, así hasta las generaciones después. Esto dicho así, ruborizaría mucho a la Iglesia, pero es la auténtica verdad, y la verdad, ya sabéis que se tiene que saber.

Anterior inicio Siguiente