ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

La luz de Dios.




La luz de Dios.

Dios está hecho de luz. Al principio Dios estaba solo, no había nadie que se asemejara a Él, ni nada. Él gobernaba todo en su sabiduría y su entendimiento, todo era Él y Él era todo. Esa luz ilimitada que ningún ser humano puede entender, esa luz que no puede compararse ni a la luz del sol. Es algo que traspasa las fronteras de todas las vistas, y de todos los ojos, ese es Dios… “La nada ilimitada”. Dios es infinito en el finito. Eso es muy difícil de entender para la mentalidad humana, por eso Dios no tiene forma, no se puede adorar a una imagen que no corresponde a nada de lo que es Dios. “Ningún mortal ha podido ver a Dios”, y si alguno lo ha visto ha muerto. Jesús si tiene forma, y el Padre también tiene forma, el Espíritu Santo también tendrá forma. Pero Dios en sí… No tiene.
La luz; ¿si la escondes, quien puede ver? La luz hay que ponerla en lo más alto, para que todo el mundo vea. Si el sol se apagara… No veríais nada más. Por eso el sol está en lo más alto, para que todo el mundo pueda verlo, y ay que ser como el sol; dar el calor y la fuerza, la vitamina C. Todo lo que hace falta, “la luz”, todo lo que le hace falta a las personas para que puedan seguir viendo, por lo menos lo mejor posible.
El Señor es mi pastor, Yo no pasaré necesidad, porque Yo soy su siervo. Aunque vaya en la oscuridad, no tengo miedo, porque Él va delante de Mí, alumbrándome el camino, con una luz que no se apaga nunca. Esa es la luz de mi esperanza, la luz de mi fuerza y la luz de mi confianza.
Quien no tenga esa luz, vivirá con miedo y en la oscuridad. Y vivir en la oscuridad, es un sufrimiento bastante grande. Vivir en la oscuridad, no es vivir, es morir. Por eso Yo vivo por siempre jamás, porque tengo la luz. He apartado de Mí la oscuridad, la he atado y la he hecho mi esclava. ¿Pero quién quiere eso? ¿Quién quiere atar su oscuridad, y hacerla su esclava? Si le temen más a la paz que a la guerra… la paz solo es de palabras, la guerra es de hechos, pero Yo os digo que la paz tiene más hechos que la guerra.

Anterior inicio Siguente