ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

El perdón.




El perdón.

Te voy a dar un consejo: a todo el que le hallas hecho daño ve y pídele perdón, y Dios te perdonará. Aunque no basta con pedir perdón, hay que poner remedio para que no vuelva a ocurrir, entonces si serás perdonado. Pedir perdón es bueno, pero lo mejor es poner remedio, para que no vuelva a ocurrir más. “El perdón de los pecados… eso lleva a la vida eterna”.

Muchos me piden perdón por lo que han hecho mal, y Yo no tengo nada que perdonar, Yo no soy nadie, “Yo soy menos que vosotros”, a Mí no me pidáis perdón, le pedís al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, y aquellos con los que estáis haciéndolo mal, también le pedís perdón, “y entonces estará bien”. Me daréis una alegría si lo hacéis así. El perdón será para vosotros cómo una aspirina para el dolor de cabeza. Sé que cuesta mucho pedir perdón, porque la soberbia se vuelve contra uno, pero cuando lo hagas, te sentirás con una gran paz, porque con amor todo se quita, el amor lo puede todo. No hay nada más hermoso, “y más importante”, que amar a tus hermanos. También me gustaría que fueras a la iglesia y hablaras con el sacerdote, y que te confesaras. Y que comulgaras también. De esa manera tu alma estará en paz y podrás seguir otra vez el camino. Mejor, más feliz, y más a gusto, porque si no, Dios te va a pedir cuentas.

Anterior inicio Siguente