ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

Hay que moverse para que todo se mueva.




Hay que moverse para que todo se mueva.

Está bien ponerse en manos de Dios y dejar las cosas en manos de Dios, pero hay veces que uno tiene que moverse porque no va a venir Dios y te va a abrir la boca y te va a dar la cuchara. Entonces hay veces que Dios deja que tú te muevas. A sí son los caminos de Dios, son infinitos, Él escoge el que quiere, Él los tiene todos para Él. Entonces, escoge el más fácil, ¿o vosotros no escogeríais el más fácil? Pues lo hace, el camino más fácil lo escoge y es el que hay, el que hace.
Lo que tengas que hacer hazlo, no hables tanto, hazlo y ya está, ¿no ves que por la boca se va la fuerza? Tú lo que tengas que hacer no lo digas a los cuatro vientos, como el perro; siempre ladrando. El perro que es callado a ese si hay que temerle.
Muchos preguntan; ¿y cómo se puede arreglar esto? Si tú no empiezas ahora, si te dejas guiar por los demás, porque los demás; “mira los demás”, pero es que los demás no hacen nada. Nunca se arreglará. Las cosas deben de empezar por uno mismo, uno debe de empezar sus cimientos y edificar su casa sobre cimientos firmes. Entonces cuando lleguen las tempestades, los huracanes, podáis acobijar a vuestros hermanos, igual que vosotros os salvareis, ellos también, pero si no empezáis por vosotros mismos, si vosotros no ponéis ejemplo… ¿Quién lo va a hacer?
Hay que moverse, pero también se deben hacer las cosas a su debido tiempo. Ni te puedes adelantar ni te puedes quedar atrás. Ni te puedes retrasar. Porque si te retrasas; pasa el tren y ya, cuando pase otro, sabrá Dios. Y si te adelantas y el tren ha averiado… tienes que llegar a tu hora justa y ya está, que sea lo que Dios quiera.
Algunas personas me dicen; estoy muy cansado Custodio, estoy muy cansado. Y Yo les digo; ya descansarás cuando te mueras, ahora sigue a delante. Ya descansaremos cuando estemos en el otro lado, ahora aquí no puedes descansar, aquí descansar poco, hay que aprovechar hasta el último minuto, hasta el último segundo, porque ya sabes que ya no viene más. Todo tiene un tiempo, hay un tiempo para cada cosa y cada cosa a su tiempo, y todo tiene su fin, igual que todo tiene un principio, todo tiene su fin, por eso hay que aprovechar ahora, ya habrá tiempo de descansar.

Dios dice; tienes que moverte tú para que el Universo se mueva. Pero hay otras veces que tienes que dejar que Dios haga lo que tiene que hacer, porque si os ponéis en contra de los planes de Dios… “eso es malísimo”, eso es muy malo, porque Dios, lo que le estorba lo quita de en medio, de su camino.
Los caminos más largos se empiezan con el primer paso. Ya hemos dado el primer paso, ahora ya con cuidado, despacito, vamos dando el segundo y a sin, poco a poco.
A veces se necesita un estacazo, un palo gordo, para poder darnos cuenta y abrir los ojos, que si los tenemos cerrados, por más que nos enseñen, no vemos. A veces los palos son como una aspirina para un dolor de cabeza.
No hay nada difícil, pero tienes que centrarte, estás más preocupado en tus pensamientos, que en las cosas que son necesarias, pero no te preocupes Yo te voy ayudar, si Dios quiere ya verás cómo todo va a salir bien, pero tienes que dejar de pensar, abrir tu corazón y dejarte llevar por él, “y todo saldrá a pedir de boca”.

Anterior inicio Siguente