ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

Libérate de tus Cadenas.




Libérate de tus Cadenas.

Es muy difícil liberarse, quitarse las cadenas es muy difícil, ¡muy difícil! Cuando uno se encadena a una cosa y tira la llave para no poder abrir las cadenas, ¿cómo las abres ahora? ¿Cómo abres tú esas cadenas? Si no tienes las llaves, las has tirado. Tendrás que buscarlas, solo tú podrás encontrar esas llaves y abrir las cadenas que te aprisionan. Nadie tiene ese poder para buscar, y abrirlas, ¡nadie! Más que tú. Solamente tú tienes el poder para poder abrir esas cadenas. Y hasta ahora no has querido, hasta ahora no has querido abrirlas, sigues encerrado, sigues encadenado. Y esas cadenas no te van a dejar que te liberes.
Mucha gente me dice; Yo no quiero estar toda la vida así. Pues tendrás que demostrarlo, tendrás que demostrar que no quieres, y que quieres romper las cadenas. Pero hasta ahora, y mientras no demuestres lo contrario, eso es lo que hay. Estás aprisionado en tu pasado, tus cadenas no te dejan abrir, no te dejan salir de tu prisión, y por eso están las cosas como están. Y mientras sigas aprisionado, seguirán así, y luego irán a peor. Como tú quieras… tienes que saber realmente lo que quieres, y si vas a por lo que realmente quieres, esas cadenas se romperán. Pero lo que realmente quieres, a lo que no quieres, no.
Tienes que afrontar las cosas y superarlas, si no… ahí van a estar, obligándote. Es que lo malo lo que hace es obligar, lo bueno no obliga, es lo malo, lo que obliga. Tienes que cambiar, como sea tienes que cambiar, porque si estás en las últimas, tiene que haber un cambio ya mismo.
“Aquí lo que se trata es de querer”, y el querer es poder y el poder es lo que hace que las cosas se muevan, pero claro, para querer, tiene uno que abandonarse tantas cosas… sobre todo las materiales, y eso cuesta mucho. No es que no se pueda, se puede, pero tienes que superar tantas cosas, estás tan acostumbrado a tantas cosas malas y a tantas costumbres malas, que tú crees que son buenas, pero son malas. En el interior es donde se ve el que cree y el que no cree, porque de boca para fuera todo el mundo puede decir lo que quiera, “y de hecho lo dicen”, de boca para fuera dice todo el mundo lo que le da la gana, pero de boca para dentro, la cosa varía.

Anterior inicio Siguente