ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

Lo Material no Sirve.




Lo Material no Sirve.

Nos creemos que somos dueños de lo que tenemos, y no somos dueños de nada. Dios nos presta o nos alquila las cosas, pero lo que te presta no te lo vas a llevar.

Acumula las riquezas arriba, para que cuando te vayas, las tengas allí, que de aquí no te vas a llevar nada. No acumules nada aquí, y no te aferres a ninguna persona, ni pongas nada por encima del de arriba, “porque Dios es muy celoso”, no quiere que nadie le haga sombra, “cuando digo nadie es nadie”, esto, la gente lo tomará a la tremenda o dirán; pues vaya, que Dios. Pues es así.

Dios es muy celoso, “el más celoso de todos, es Dios”, y como vea que tú pones a alguien por encima de Él, te quita de en medio. Ya hubo uno que intentó ponerse por encima de Dios, ¿y sabes lo que le pasó? Lo mandó al Infierno.

Si Dios te da un coche, no es que te lo da para ti, no. Dios te deja un coche, “no es que te lo da”, te lo presta para que tú camino sea más fácil hasta llegar a Él, hasta llegar a Dios, pero la gente dice; no, este coche me lo he ganado yo porque yo he sufrido, yo lo he trabajado. Y ahora dice Dios; ¿sí? ahora vas a pegar un porrazo, te voy hacer el coche pedazos, ahora a ver si dices que es tuyo. Dios no va a juzgar a los hombres por sus palabras, sino por los hechos.

La gente está prisionera, no son más felices porque se aferran a lo material, lo ponen en lo más alto cuando tiene que estar en lo más bajo. Y como no les han dado lo que ellos querían en ese momento, se han vuelto rebeldes, han renegado, y por eso se han vuelto así. Cuando no nos dan los caprichos, no queremos entender el por qué no nos los han dado. A muchos de vosotros os ha tenido que pasar eso, en algún momento de la vida habéis necesitado algo y no os lo han dado, os los han puesto peor ¿y qué ha pasado? “Contentos no os habéis puesto”, os habéis puesto furiosos, rabiosos. Cuando venga lo que va a venir, va a ser todo destruido, os vais a quedar sin nada.

Mucha gente nada más coger este camino se queda estancada, y seguir avanzando es muy hermoso, pero es hermoso para una persona que quiere solamente estar con Dios, y estar con Dios, tienes que renunciar a muchas cosas, y poner las cosas materiales por encima de Dios, no se puede. Me refiero a las cosas materiales; a tu marido, a tus hijos, a tu casa, a lo que diga la gente, todas esas cosas. Eso son cosas materiales. Entonces ante la duda, es mejor no saltar. El que quiera entrar en el misterio, tiene que ser consciente de donde se va a meter, de que luego no hay vuelta a tras… sí, la recompensa es muy hermosa y muy grande, puesto que serás Santo entre los Santos, serás una persona con un don especial que podrás ayudar a todo el que puedas ayudar. Y si te quedas cómo estás también podrás ayudar a las personas de alguna manera, pero estarás más limitado. Es que ese sentimiento Yo no lo puedo explicar, es un sentimiento que no tiene palabras, no puedo explicártelo porque no hay palabras para explicar. La paz más grande que puedas sentir aquí en la tierra, multiplícala por un millón de miríadas. A sin es eso… Lo que conseguirías.
Las cosas materiales son personas también. Todo lo que sea poner por encima de Dios, cualquier cosa de la tierra, es material. Padre y hermanos también. Si lo pones por encima de Dios, eso es material. Si pones por encima de Dios a tu novia, eso es material. Si pones a tu coche, dineros, lo que sea, por encima de Dios, material. Dios quiere que sea solamente Él el único. Todos nos vamos un día u otro, pero Él prevalece para siempre.
Tienes que renunciar a todo, a todo lo que no sea que Dios quiere para ti. Y eso, eso es lo que duele. Abandonar lo material, nadie quiere hacerlo, pero cuando uno muere, y va al otro lado, es cuando ve la verdad, y dice: lo que he estado yo perdiendo mi vida tontamente en cosas materiales, y ahora no me sirve.
Las cosas se están poniendo muy mal, cada vez pasan peores cosas, no os dais cuenta que las cosas van a peor, y no os preparáis, estáis con las cosas materiales y lo verdaderamente esencial y lo más importante, lo estáis dejando.

Anterior inicio Siguiente