ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

Que es el Cielo y cómo llegar a Él.




Que es el Cielo y cómo llegar a Él.

El Cielo es como una gran familia, donde echan las redes cuando van a pescar, y todos ayudan, “todos cogen las redes”, y tiran del pescado y lo echan a los barcos, y luego van a la lonja y los clasifican y los venden, y cuando llegan a su casa, les están esperando sus esposas con la comida caliente, y cuando llegan, todos llegan contentos y felices, pero juntos todos, “juntos”, y se cuentan las alegrías y las penas, y unos a otros se dan la fuerza que necesitan o el consejo que necesitan, unos a otros se lo dan. Así debería de ser aquí en la tierra, como en el Cielo, como una gran familia, pero desgraciadamente no es así. Unos esconden sus pecados sus debilidades sus miedos, creyéndose que los demás se van a aprovechar… y ahí van acumulando, como en el vertedero, donde se acumula la basura, igual van acumulando basura ellos, hasta que ya no pueden más.
Mucha gente busca, piensa, pide y dice: ¿Qué tengo que hacer para ganarme la Gloria? ¿Qué tengo que hacer para entrar en el Cielo? No busquéis otra puerta porque la única es el Sagrario. No hay otra puerta para entrar en el Cielo, y las escaleras son; confesarse, comulgar, rezar el Rosario, y cumplir los Mandamientos y los estatutos. Esas son las escaleras para entrar en el Cielo y la puerta es el Sagrario.
Para toda la Humanidad que tenga esa pregunta y no encuentre la respuesta, pues esta es la única respuesta que existe. Hay muchas, muchas, muchas puertas para el Infierno, pero para el Cielo solamente hay una, el Sagrario.
El Cielo es para todos, no solo para unos cuantos. Eso no es la entrada de una tienda, o la entrada de un cine. Que solamente entran los que tienen dinero, no. Oh la entrada de un club, no. Ahí entran todos, todo el que quiere entrar. Lo que pasa es que es más fácil entrar creyendo sin ver, que viendo sin creer.
¿Qué hace falta para ir al Cielo? Darlo todo por los demás. Eso es lo mejor para ir al Cielo. Luego están otras cosas secundarias pero, darlo todo por los necesitados, por los que verdaderamente os necesitan. Ese es el camino para ir al Cielo. Luego están las otras cosas secundarias como; ir a Misa, confesarse, comulgar, rezar, pedir. Todo eso está muy bien, pero lo más importante es entregarlo todo por los demás, por los que os necesitan, por los que verdaderamente os necesitan. ”No los que no os necesitan”, sino por los que verdaderamente os necesitan. Ese es el verdadero Hijo de Dios. En esto todos conocerán que sois mis discípulos.
¿Cuándo tú te marches, que tienes para dar allí arriba, que vas a entregar, tú dinero? Eso no te lo vas a poder llevar. ¿Qué vas a entregarle a tú creador? “Tus manos están vacías”, todavía estás a tiempo de llenar tus manos. ¿Cómo puedes llenarlas…? Si te guiaras por tú corazón, te lo diría. Él te diría lo que has de hacer, pero tu cabeza te delata, tus pensamientos no son los verdaderos.
¿Qué es más fácil, llegar al Cielo o llegar al Infierno…? Al Infierno es muy difícil llegar”. Se debe de pasar por una cantidad de procesos que no te puedes ni imaginar. Sin embargo al Cielo vas directamente. El que quiere ir. Si el Cielo está ahí al lado, el Infierno está mucho más lejos. “El Infierno tiene muchos, muchos, quilómetros, pero el Cielo está aquí al lado, hay una puerta ahí cerca”. Ahí, en una iglesia que hay aquí, hay una. Mira si está cerca. Buscar por donde queráis, pero no hay nada más que esa puerta, y el que quiera subir tiene que ser por ahí. Si lo quieres aceptar, si no… es el único consejo que os puedo dar a todos, la única puerta que lleva al Cielo es el Sagrario, no hay más. Y para que las cosas te vayan bien, y no solo a ti, sino a todos: hay que comulgar y hay que volver otra vez a Jesucristo, porque Él es el único que nos salva, no hay salvación si no es Él. Yo estoy bajo de Él, porque Él está por encima de Mí y por encima de todos, es el Capitán y es el que manda, así es que, no busquéis otro sitio para ir al Cielo porque no lo hay.
La felicidad no la busques en este Mundo. El camino de la Gloria está cubierto de hierbas, pero en cambio el del Infierno, de pisar, brillan las piedras. ¿Quién es digno de coger el libro y abrir los siete sellos? Quién. El que abre el libro ve un cordero degollado y un Ángel que sale con una espada de su boca, y dice; toma, cómete este libro, te sabrá dulce como la miel y amargo como el ajenjo. Lo que ves, escríbelo a las siete moradas que hay en Asiag.

Anterior inicio Siguiente