ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

Cómo Vivir la Vida.




Cómo Vivir la Vida.

La vida es un soplo, se va muy rápida. Igual que viene se va. ¿Y ahora dónde vas a buscar? Averigua a ver. El aire va y viene y nadie sabe de dónde viene y nadie sabe dónde va, y nadie puede dominarlo. ¿Para qué tanto pensar? No vale la pena ponerse mal por tonterías, en vez de disfrutar los días que te quedan de vida, estás malgastándolos en pensamientos inútiles, en cosas que te están robando tu tiempo, tu paz, y tu felicidad. ¿Vale la pena estar así, pensando y sufriendo?
Yo si estuviera en tu lugar no lo haría. Si el Rey Celestial nos ha dado la libertad de escoger, puedes escoger lo que quieras, y puedes estar en la Gloria, o en el Infierno, según lo que tú quieras escoger. Ahora Yo te voy hacer una pregunta, ¿tú qué quieres, vivir en un Infierno, o vivir en una Gloria? Tienes que sentir una cosa, el poco tiempo que te quede, porque no sabemos cuándo va a venir, porque Él dice que vendrá cómo un ladrón en la noche, y nadie lo esperará, y nadie lo verá, ya que no sabemos cuándo viene.
Deja las tonterías, disfruta cada día cómo si fuera el último, “al máximo”, porque puedes hacerlo, si quieres, claro. ¿Por qué no disfrutas? De lo que tú quieras, ¿por qué tienes que estar nada más que pensando y pensando, y pensando en el pasado? Olvida ya el pasado y vive tu presente, que es el que tienes derecho. Si vives en el pasado toda la vida, te va arrobar el pasado tu presente, y los que viven en el futuro… pues lo mismo, se olvidan del presente.
No penséis, que de tanto pensar se le va a uno la cabeza. Se pasa la vida pensando y las cosas más importantes las dejas pasar. Disfruta el día todo lo que puedas, porque mañana no sabemos lo que Dios nos tiene preparado, y el pasado, pasado está, el futuro solo lo conoce Dios.
Vivir el presente, porque el día ése voy a venir como un ladrón en la noche y nadie me va a ver, y nadie me va a oír y me llevare vuestras almas. ¿Quién puede impedir eso…? Pues entonces que cada día sea como el ultimo. Vivirlo lo mejor que podáis, para que luego cuando os valláis, siempre estéis preparados para marcharos.

Anterior inicio Siguiente