ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

La Salud es lo más Importante.




La Salud es lo más Importante.

Dios os hizo a su imagen y semejanza, por eso no estáis hechos para poneros enfermos ni para envejecer, ni para morir si quiera, pero os ponéis en contra de la voluntad de Dios y cuando el hombre niega a su creador y se aferra a su destructor, es cuando empieza a sentir dolor y a sufrir.
Lo más importante es tener salud, si no tienes salud, ¿para qué quieres nada? No te calienta nada. Si tienes a tú mujer enferma, o alguno de tus hijos o quien sea, dices; ¿para qué quiero nada? Si está la ruina en mi casa. Ni sirve el dinero, ni sirven las casas, ni los terrenos, ni los coches, ni las motos, “es que no sirve nada”, por eso lo importante es tener salud, “lo demás viene solo”, lo demás te lo pone Dios, porque Dios sabe muy bien, antes de que pidáis, lo que necesitáis cada uno, “no los caprichos”, si no lo que necesitáis realmente. Pero claro, siempre nos ponemos detrás de la puerta, “Dios está empujando para querer abrir y entrar, y vosotros empujando, que no, que no entra, que no entra”, pues vosotros no sabéis cuanto desgaste de energía lleva eso. Al final decís; estoy agotado, estoy agotado, “y si no hago nada, estoy sin hacer nada y no hago nada”. Pero no sabéis que lo que más agota, no es el físico, si no el espiritual, “eso si agota”, por tres veces más que lo físico.
Abrir la puerta de par en par y dejar que entre Dios en vuestro corazón, y se os acabarán los problemas. Pero los pensamientos son peores, los pensamientos no dejan que se abran las puertas, “y esa es la misión de lo malo”, que no se abran, porque si se abren, se destruye lo malo, se aparta y se tira, pero lo malo no sirve para nada, solamente para hacer caer, para haceros caer. Lo que Dios construye, Satanás lo quiere destruir. “Dios culpa a lo malo, de que es malo, y lo malo culpa a lo bueno, que es malo”, y ahora quien se entiende. ¿Cómo lo dicen…? Dios no es tan bueno, mira cómo te deja, te deja ahí tirado, te deja tu mujer mala, te deja… ¿qué clase de Dios es ese? “Yo no lo haría nunca”. Eso dice lo malo.
Si alguien os va hacer caer, os va hacer daño; apartaros de él. También Jesús dijo: juntaos con vuestros iguales. Así evitareis que os hagan daño. No blasfeméis contra nadie, no critiquéis a nadie, porque vosotros no sois más que nadie. De esa, evitareis que los eones que salen de vuestros pensamientos negativos hacia esas personas no retornen negativos. Por eso no hay que criticar a nadie, simplemente que Dios los ampare, y ya está. Es lo que se suele decir. No es bueno crearse enemigos, “creedme”, es muy nocivo para la salud. Los enemigos siempre estarán diciendo cosas malas contra vosotros, y puede que alguna vez Dios oiga sus plegarias, y le haga caso. Por eso os aconsejo que nada de críticas, nada de blasfemias. De esa manera el aura está limpia y estaréis mejor y tendréis más paz. Ese es mi consejo, lo cogéis o lo dejáis. Vosotros no sois jueces, ni verdugos, sois instrumentos a merced del viento, como briznas, que se lleva el viento de allá para acá. El que quiera ser grande; tiene que empequeñecerse, tiene que ser el más pequeño de todos, y el que quiera salvar su vida, la perderá. Si tú das la vida por un hermano, no la vas a perder. Pero si tú quieres salvar la vida y renegar de tu fe, la perderás. No solo aquí, si no allí arriba también.
Dejemos que la palabra de Dios se cumpla y no nos guiemos por las palabras de los humanos, que son palabras vanas, no sirven más que para hacer caer. Vamos a dejar que se cumpla la obra de Dios.

Anterior inicio Siguiente