ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

El Bien y el Mal.




El Bien y el Mal.

Todo aquel que hace el mal, le viene el mal, a todas las personas que hacen el bien, solamente el bien les puede sobrevenir. Todas las personas que van mal solo el mal les sobreviene. Todas las personas que van bien, el bien les sobreviene. Si tú vas mal y solamente buscas curarte y solamente busca lo material, tendrás curación y tendrás lo material, pero el mal te sobrevendrá.
Vosotros tenéis la balanza, vuestra mano derecha y vuestra mano izquierda, es la balanza, los platillos. A lo largo de la historia siempre ha sido igual la lucha entre el bien y el mal, tanto dentro de las personas como fuera. Eso siempre ha sido así. Las personas tienen el libre albedrio, nosotros lo llamamos la balanza de San Miguel Arcángel, que se inclina hacia un lado o hacia otro, dependiendo de lo que quieren las personas. Pero si Dios hubiera hecho más caminos a lo mejor tendrías más oportunidades, pero solo ha hecho dos, el bien y el mal, no busquéis porque no hay más.
Lo malo se disfraza de mil maneras, tenéis que ser despiertos, listos, estar atentos porque os va a tirar por donde sea, se puede disfrazar de madre, de padre, de hijo, de hija, de nieto, de sobrino, de tío, de vecino, vecina, de fulano de tal, de mengana de tal, se puede disfrazar de lo que quiera, eso no sé si lo sabéis pero tiene ése poder. Tenéis que estar bien atentos. A penas perdéis contacto con lo bueno os unís a lo malo.

Cuando alguien va a hacer algo y le sale mal lo primero que hacen es blasfemar contra Dios, pero contra el Demonio muy pocos, nadie dice; esto contra el Demonio. Contra Dios más, contra Dios sí, pero contra el Demonio muy pocas personas le dicen cuando les sale algo mal; me cachis en el Demonio. No lo dicen, lo dicen sobre Dios, y no se enteran que es el Demonio el que les está haciendo daño, porque no hacen las cosas bien. ¿Cómo te va a ayudar Dios, si no haces más que blasfemar contra Él, cómo te va a ayudar? Muchos dicen; por lo menos me acuerdo de Él. Para eso es mejor que ni te acuerdes, porque eso es el engaño del Demonio, eso no es acordarse, eso es decir toda clase de injurias contra Él, contra el inocente, porque Dios es el inocente. Dios es la representación del inocente, pero el culpable, ¿qué pasa con él?
Hay que darle gracias a Dios no solo por lo bueno sino más por lo malo, que vosotros creéis que es malo, pero no es malo, es para vuestro bien, para que aprendáis, porque a veces Dios recurre de lo malo para remedio de lo bueno. Todo lo que pasa no pasa porque si, hasta los pelos de la cabeza están contados.
Cuando Yo estaba en la tierra y venía del trabajo, me preguntaba la gente, los vecinos; ¿Custodio cómo ha ido el día? Y si había ido bueno les decía; ha sido un día malo. Y al otro día llegaban; ¿Custodio cómo ha ido el día? Y si había sido malo les decía; ha sido un día estupendo, buenísimo. “Para contrarrestar”. Pero vosotros lo hacéis todo al revés. ¿Tú no sabes que lo malo se combate con lo bueno? El yang se combate con el ying, todo funciona en la vida así, toda la naturaleza está envuelta en dos fuerzas reciprocas, tú no puedes coger una bicicleta y darle a los dos pedales a la vez. “No andas ni para atrás”, hay que darle primero a un pedal. Mientras uno hace la fuerza el otro descansa y después el otro hace la fuerza y el otro descansa. Y todo hay que hacerlo en la vida como eso, no se puede oponer a la fuerza, “fuerza contra fuerza, no”. Cuando estás un tiempo haciendo algo bueno, tienes que descansar antes de comenzar con otra cosa. Dejar pasar la naturaleza hasta que vuelva otra vez.

Cuando tú haces, por ejemplo, una novena - oración de nueve días - tienes que hacer después otra novena blanca, que es una novena de nueve días descansando. Si tú haces una novena y otra, otra, otra, eso no. Siempre positivo, positivo, positivo, no se puede. Dios está formado de positivo y negativo, es como una moneda, tiene una cara y una cruz, y Dios es igual, Dios es la cara y Satanás es la cruz. Están en la misma moneda. Si el Padre es positivo, el Hijo es negativo, por eso Jesús vendrá como juez, como guerrero. El Padre está a la izquierda, porque el positivo no te hace que hagas las cosas bien, sino que seas justo y severo. ¿Tú con qué coges las monedas, con la izquierda o con la derecha…? ¿Con la derecha? Mal hecho. Hay que coger las monedas con la izquierda y entregarlas con la derecha. Si siempre coges con la derecha, la izquierda se vuelve más tonta. Tu coges el dinero con la izquierda y entregas lo que sea con la derecha, así es como se debe de hacer. El negativo recoge y el positivo da. Cuando una mano tiene poder, la mano izquierda absorbe la negatividad que haiga, “o la enfermedad”, y la derecha da la luz. Lo malo lo tenéis que quitar con la izquierda, y dar lo bueno con la derecha. Lo bueno o lo malo, “depende”, también puedes dar lo bueno o lo malo con la derecha, también puedes coger bueno o malo con la izquierda, “depende”, todo eso depende de las personas, lo que quieran hacer, eso se llama libre albedrio.

Anterior inicio Siguente