ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

La Verdad y la Mentira.




La Verdad y la Mentira.

Hay que afrontar la verdad, a veces hay que plantarle cara a la verdad para que la mentira no salga a la luz.
Ya sabemos que la verdad duele, pero si duele es porque hay algo que no es verdad, se esconde alguna mentira y es por eso que duele. Claro que la mentira duele más que la verdad, pero al final la verdad sale siempre a flote, y adelantas más con la verdad que con la mentira. Una persona mentirosa tiene las patas cortas, la verdad siempre triunfa.
Las personas que son mentirosas no pueden creer la verdad. Satanás no puede dividirse, si se divide se destruye. Una persona mentirosa no puede decir la verdad, tiene que juntarse con otra que diga también la mentira, si no se destruye, y la verdad sale a la luz.
A veces por no decir la verdad te haces daño tú y haces daño a los demás. La verdad es como una lámpara, si la escondes ¿quién la puede ver, quien puede ver esa luz? Sin embargo la pones en lo más alto, en el pico más alto de la torre más alta, y todos desde lejos podrán verla. Así igualmente la verdad hay que ponerla en lo más alto, para que todo el mundo vea la verdad y pueda sentir su luz.
A veces las personas están en la oscuridad, y ven la luz y se ciegan más de lo que están. Tanto es tan mucho, como tan poco. Mucha luz ciega, y la oscuridad también. Tiene que ser poquito a poco. Porque ver las cosas sin entenderlas… y eso le pasó a Tomás, y lo cogió de la oreja y le dijo Cristo: Tomás, porque has visto has creído, y bienaventurados los que sin ver creen. Y entonces suele pasar eso, algunas personas necesitan ver para creer, y otras aunque vean, se vuelven más ciegos. Más escusas tienen para no querer ver, pero bueno, mi misión es darle la oportunidad a todos; de salvarse, sean buenos o malos, crean o no crean.

Anterior inicio Siguente