ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

Los Jóvenes de hoy.




Los Jóvenes de hoy.

Las cosas se van perdiendo, los antiguos se van muriendo y van naciendo nuevos y los nuevos no quieren saber nada de las cosas, no quieren nada más que divertirse a su manera, a sus cosas, por encima de todo y por encima de Dios y por encima del que haga falta, “Y ahora a ver quién es el que les dice algo”, hasta que no se ven en la cuerda floja - como Yo digo - pues no se ven que necesiten nada de nadie, nada más que van, se divierten a su manera, por encima de todas las leyes y de todas las cosas, y no quieren saber nada de nadie. No le preguntes nada de Dios ni de nada, porque no quieren saber nada de nada. Así está el Mundo.
Los jóvenes no quieren saber nada de arriba, y los viejos si, y se van yendo. Pues van quedando poquitos, poquitos y cuando quieren acordarse, pues todo lo que hay es malo, y luego haber quien le dice a alguno de estos que deje la bebida, que deje las drogas o que dejen las cosas, por las cosas de Dios. Te dicen; venga hombre, ¿es que estás en una secta o es que estás…? eso es lo primero que te dicen, no quieren saber nada de nadie, hasta que no ven las cosas muy duras y ven las últimas, es cuando ya se aferran a las cosas de arriba, pero claro ¿ya para qué? Ya no sirve de nada, porque si han cometido una vida de pecado, una vida de cosas malas, pues… ¿haber ahora quien los perdona y quien los saca de donde están?
Hay pocos jóvenes que quieren las cosas de arriba, pero claro, los poquitos que hay, hay que mantenerlos ahí, porque los demás van a tirarle, tirarle, tirarle, hasta que los hacen caer. Y luego pues claro; ¿dónde está Dios? ¿Por qué me pasa esto? ¿Qué he hecho yo, qué he hecho yo de malo? “Yo no he matado a nadie, ni he hecho nada”, ¿por qué me pasa esto ahora a mí? Pues claro, no has matado a nadie pero claro, la lengua mata mucho, las lenguas matan muchas personas, los malos pensamientos, las malas acciones, los malos hechos.
Si no tienes corazón y le pegas un desaire a una persona o le das un bufido… esa persona tiene su corazón y siente ¿entonces? ¿Cómo va a ser lo mismo que cojas a una persona y le des cariño, comprensión, y lo lleves por el camino bueno?, Diciéndole cosas buenas, dándole ánimos, dándole fuerzas, para que no se caiga, y cuando se caiga, que sepa esa persona que tiene ahí un apoyo, para que tire para delante y no tenga miedo, si no entonces, adiós, cuando se viene a acordar se cae ¿y donde se agarra? Pues a lo malo.
Es normal que se caigan las criaturas y no se levanten, ¿cómo se van a levantar, si todo lo que hay es malo? ¿A dónde se agarran? A lo malo. Uno bueno se cae y le pegan una patada en la cabeza y le achuchan para abajo, para que no se levante más.
Por eso hay que tener mucho cuidado con quien te ajuntas y con quien vas, y dime con quién andas y te diré quién eres. Tú puedes ser más bueno que el pan, y ahora vas con una persona mala y dicen; “ese, malo igual”, claro, si va con uno malo, ese tiene que ser malo, claro. Ahora vete con un bueno y verás; bueno con bueno, esos están locos perdidos, no te juntes con ellos que esos están locos, no hacen más que decir tonterías de cosas de Dios, y no sé qué, y no sé cuántas, y cuando te quieres acordar, malos también. A ver quién entiende esto Dios mío.

Anterior inicio Siguente