ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

Los Niños son Inocentes.




Los Niños son Inocentes.

Una vez estaba Jesús en una plaza de un pueblo; todos los niños estaban subiéndosele por encima de la cabeza, por todos lados, tirándole de la túnica, dándole besos, cogiéndole de la barba, y Pedro dijo; niños iros para ya y dejar tranquilo al Maestro. Y Jesús dijo; ay Pedro, dejar que los niños se acerquen a Mí, si fuerais como niños heredaríais la Gloria, todo el que sea como un niño, entrará con migo en el Reino de los Cielos.

Los niños son inocentes, los niños son como los poderes de los elementos, no son buenos ni malos, según el uso que les des.
Los hijos no se educan como debieran, ni se les da lo que realmente necesitan. Se pasa por encima de la ley, se pasa por encima de los estatutos, por eso las familias están mal.
Satanás no puede destruir a una familia que está unida, pero si puede separar a uno, y a ése uno lo separa, lo consigue separar, a través de ese uno, le tirará a los demás. Cuando consiga separarlos a todos, entonces podrá destruirlos.
Esa es la misión de Satanás, la misión de Dios y la misión vuestra es qué eso no pase ¿cómo no puede pasar que los hijos cumplan las leyes y cumplan los estatutos? “y los padres también claro”, porque los padres son el ejemplo de los hijos y los hijos son el ejemplo de los padres, el hijo es el reflejo de un padre y la hija es el reflejo de una madre. Eso es así.
Las personas no pueden luchar contra su destino, tiene que aceptarse tal y como es, se pueden cambiar algunas cosas, pero la soberbia de un padre se refleja en el hijo y eso es muy difícil quitarlo.
Los niños representan la Humanidad. Porque la Humanidad es como un bebé, se creen que son listos y son más tontos que un topetazo. La Humanidad son como niños. Algunos hacen jugarretas, son un poco traviesos, y otros pues no, son más buenos… Pero son como niños. Dios los tiene como si fueran niños, no los tiene como grandes, “como si fueran niños” unos rebeldes, otros no, pero Dios tiene a los humanos como si fueran niños.
Un niño desde que nace, es bautizado y hace la comunión, hasta ahí, está libre de pecado. A partir de la comunión para adelante, si no tienes a nadie que cumpla lo que se jura en ese día que haces la comunión o el bautismo, te vas alejando cada vez de Dios y vas haciendo tu voluntad y no la de Él, y a la mayoría de vosotros eso es lo que os ha pasado. Os habéis apartado poco a poco de Dios, poco a poco de Dios, poco a poco de Dios, os habéis llenado de odio, de envidia, de vanidad, de soberbia. “Habéis cerrado el corazón”, porque según vosotros si abrís el corazón os pegan palos, “y os duele”. Pero Yo os voy a decir una cosa; en el corazón está Dios y estoy Yo. En la cabeza solamente está el Demonio, y todo el que piense, le van a salir las cosas mal, todo, todo. Porque en los pensamientos manda Satanás, pero en el corazón no puede mandar.

Anterior inicio Siguente