ingles Contacto Aviso legal Mapa del sitio Sobre nosotros Vídeo "El Linaje Prohibido"

Lucifer y sus Ángeles Apostatas.




Lucifer y sus Ángeles Apostatas

Una vez hubo una revuelta en el Cielo, creada por Lucifer y sus Ángeles Apostatas. Lucifer era el Ángel más listo y más guapo, y más fuerte, más fuerte incluso que San Miguel Arcángel. El más inteligente. Pero quiso ponerse por encima de Dios, quiso saber por qué Él gobierna en su más alta voluntad. Él y unos cuantos como Él, fueron arrojados al abismo, y lo que realmente les fue otorgado, se lo quitaron. Habían muchas cosas buenas que eran para Él; la verdadera magia, la Cabala. Todo eso era para Él, pero le fue arrebatado con tal que quiso ponerse por encima de Dios y de todos los demás. San Miguel Arcángel, Samael Arcángel, San Rafael Arcángel, Uriel Arcángel, todos cogieron y los echaron fuera del Cielo, cayeron a las profundidades del abismo, y desde allí maldijeron a Dios y a todos los Ángeles y dijeron; vamos a hacer desde aquí, todo lo posible para que los hombres caigan, para que no os podáis llevar a ninguno, para que no os podáis salir con la vuestra. Pero Dios dijo; nunca podrás estar por encima, ¡porque no llegas ni a monaguillo! Y allí se quedó, tocando las campanillas, y al final quedó encarcelado dos mil años, y luego fue, por culpa de los hombres, le abrieron las puertas del Infierno y salió con sus Ángeles Apostatas arrebatando todas las almas de la tierra. Así está el Mundo. Ahora todos los Arcángeles con sus guardias y toda la Corte Celestial están en guerra, están preparándose para la última batalla, y otra vez los Ángeles Apostatas, con su libertador “Lucifer”, serán vueltos otra vez al Infierno, y Satanás será otra vez encarcelado por otros dos mil años.

Ahora, el que sea inteligente y el que tenga oídos, que saque la parábola, a ver dónde la pone… lo que quiero decir es que Satanás está mandando en la tierra por poco tiempo. Satanás escogió a la Reina de los Demonios para tentar al Mundo. La Reina de los Demonios es Lilís.

Anterior inicio Siguente